Lugares con historia: Villafranca del Bierzo

Esta villa es la capital histórica de la comarca del Bierzo.

Fue en el 1822 capital de la provincia del Bierzo y en la actualidad conserva un cierto aire señorial, que se percibe en su apacible ambiente urbano.

Esta histórica ciudad, sin duda una de las más bonitas de la comarca y de España, ha sabido conservar el encanto de la historia acumulada con el paso de los siglos.

Se caracteriza por ser punto clave en el Camino de Santiago, y por haber sido sede residencial de numerosos nobles.

Es una localidad llena de belleza monumental, convertida en un importante centro turístico que mantiene enamorados a todos los visitantes durante su estancia.

Disfruta de un día en Villafranca del Bierzo

Para visitar Villafranca del Bierzo es necesario dedicarle al menos medio día.

Si se visita de mañana puedes completar esta escapada disfrutando de un buen Botillo o de una trucha al estilo del Bierzo, servida principalmente frita o escabechada en alguno de sus numerosos restaurantes tradicionales.

Otros productos típicos de la región son: el pimiento asado, la manzana reineta, las castañas, la pera de conferencia o las cerezas.

Destacan especialmente los vinos con Denominación de Origen del Bierzo, siendo la variedad de uva mencía la más utilizada en la región.

Qué ver en Villafranca del Bierzo:

Castillo-Palacio de los Marqueses de Villafranca

Tomando la entrada por la carretera nacional VI, nos encontramos con el Castillo-Palacio.

Es también conocido como Castillo de los Condes de Peñarramiro.

En 1949 recibió la catalogación como Bien de Interés Cultural, siendo hoy en día el mejor conservado de la Comarca de El Bierzo.

Fue construido a comienzos del siglo XVI por los segundos marqueses de Villafranca del Bierzo, sobre las ruinas de un anterior castillo.

Sufrió graves daños durante la Guerra de Independencia, siendo saqueado y desmantelado primero por las tropas inglesas y más tarde por los franceses.

Actualmente es residencia de Cristóbal Halffter, destacado compositor clásico de la Generación del 50. Al ser propiedad privada no es visitable.

Castillo Villafranca del Bierzo

Se trata de una construcción de planta cuadrangular, rematada por torreones circulares en sus cuatro esquinas. Los muros están hechos de mampostería y los techos de pizarra negra, material abundante en la zona.

Más que un castillo con funciones defensivas, es más bien un recinto palaciego donde residieron con todo lujo los diferentes marqueses de la villa.

Iglesia de Santiago

Puerta del perdón- Villafranca del Bierzo

 

Frente a la puerta principal del castillo, siguiendo por una calle empedrada nos acerca a una coqueta y pequeña iglesia de estilo románico del siglo XII: la Iglesia de Santiago, uno de los santuarios más importantes de todo el Camino de Santiago.

Cada Año Santo Jacobeo, si algún peregrino llegado a este punto no puede proseguir su Camino a Santiago por enfermedad, se le abre la Puerta del Perdón.

Al traspasarla, el peregrino que ha recorrido al menos 150 kilómetros, que acredite su imposibilidad de continuar hasta la capital gallega, que escuche misa y se confiese, obtendrá la indulgencia plenaria.

El jubileo aquí otorgado es idéntico al que se concede en la Catedral de Santiago.

La Iglesia de Santiago se trata de un sencillo templo románico de una única nave.

En el exterior el elemento más destacado es la Puerta del Perdón, ricamente ornamentada con motivos florales, geométricos y escenas bíblicas decorando los arcos apuntados que la conforman.

En el interior se puede ver un retablo barroco del siglo XVIII y un crucifijo del siglo XIV.

Iglesia de San Francisco de Asís

Muy próximo a la iglesia de Santiago y ubicado en uno de los puntos más elevados del lugar, el templo de San Francisco es una de las muestras más ingeniosas de simbiosis artística del lugar.

A parte de su belleza formal, el templo ofrece interés porque según cuenta la tradición, fue fundado por San Francisco de Asís en su peregrinaje a Santiago.

En su interior hay que mirar hacia el techo para maravillarse con el artesonado mudéjar, entre la decoración incluye los escudos de armas de los Condes de Lemos y Señores de Villafranca.

Puerta del perdón- Villafranca del Bierzo

Descubre desde el mirador de la iglesia de San Francisco la belleza de una villa encajonada con sus montañas, y este recuerdo seguro que lo llevarás contigo.

Fue Convento de franciscanos del que solo quedan restos. Su fundación data del 1213, atribuyéndose a la reina Doña Urraca, aunque hasta nuestros días sólo ha llegado la iglesia y algunos tramos del claustro.

La entrada es gratuita.

Calle del Agua

Puedes seguir tu visita por la calle del Agua, es la calle más popular y transitada de Villafranca.

Forma parte del trazado del Camino de Santiago a su paso por la villa, y en ella se encuentran palacios, casas señoriales, bodegas, así como el Barrio de los Tejedores.

Por el camino encontrarás el Palacio de Torquemada, de estilo barroco; el Palacio de los Marqueses de Villafranca, imponentes escudos nobiliarios decoran su fachada de pizarra; la mansión de los Álvarez de Toledo se puede identificar por su doble blasón.; la Casa Morisca del siglo XV en el número 31 o las Casas Torre.

Más adelante, en el Convento de San José del siglo XVII, la lápida del número 15 informa sobre la casa natal del novelista romántico Enrique Gil y Carrasco. En el número 6 varias losas de piedra rememoran versos de poetas locales.

Calle del Agua en Villafranca del Bierzo

La Calle del Agua también tiene una gran importancia para la historia de la villa, ya que aquí nació en 1695 Fray Martín Sarmiento y en 1815 el poeta romántico Enrique Gil y Carrasco, dos de los personajes más ilustres de Villafranca del Bierzo.

Colegiata de Santa María

Al final de la calle del agua se encuentra la Colegiata de Santa María, un templo de mediados del siglo XVI, fundada por orden de Don Pedro de Toledo, virrey de Nápoles, sobre un monasterio de la Orden de Cluny del siglo X, y aún hoy día inacabada inacabado.

Este magnífico edificio tiene tres naves, posee dos capillas y uno de los retablos neoclásicos más importantes del El Bierzo, además su visita es gratuita.

Colegiata de Santa Maria Villafranca del Bierzo

El estilo predominante es el gótico, aunque con elementos añadidos del Renacimiento y el Barroco.

Ya en el interior cabe destacar el retablo del Altar Mayor de estilo Neoclásico, está dedicado a la Asunción de la Virgen.

En la nave derecha se ubica la Capilla del Rosario, en el lado contrario se alza la Capilla de la Santísima Trinidad.

La Alameda

Al lado de la Colegiata se encuentra La Alameda, un jardín romántico diseñado en el año 1882 que forma junto con la Colegiata una de las imágenes icónicas de la localidad.

En medio del jardín botánico, entre rosales y arbustos recortados con las formas más originales, se advierte una curiosa fuente, conocida como «La Chata», que data del siglo XVI y que fue traída aquí procedente del monasterio de Santa María de Carracedo.

Iglesia y Colegio de San Nicolás del Real

Ubicado en pleno centro histórico villafranquino, este templo fue fundado como colegio jesuítico a inicios del siglo XVII.

El templo embelesa los sentidos de todo aquél que lo admira con sus magníficas dimensiones y su logrado sentido de equilibrio y armonía.

La Iglesia de San Nicolás el Real fue declarada Bien de Interés Cultural en 1992.

Iglesia San Nicolas Del Real

Alberga en su interior piezas artísticas de gran valor, como la imagen Santísimo Cristo de la Esperanza, patrón de Villafranca del Bierzo, o los retablos dedicados a San Vicente de Paúl o a la Milagrosa.

Actualmente alberga el Museo de Ciencias Naturales y Etnográfico para cuya visita es necesario contactar la Oficina de Turismo.

El Museo reúne varias colecciones de taxidermia, malacológica, mineralógica y de instrumentos relacionados con la destilación licorera.

También hay un Albergue-Hospedería, utilizado por los numerosos peregrinos que realizan cada año el Camino de Santiago.

Convento de la Anunciada

En la Rúa Nueva, en plena calle del Agua se halla el Convento de la Anunciada.

Fue levantado en el siglo XVII por las monjas franciscanas sobre un antiguo hospital de peregrinos.

Guarda una colección de 30 cuadros de ermitaños de principios del siglo XVII, obra del pintor flamenco Paul Bril.

Además en su iglesia se custodia el cuerpo de San Lorenzo de Brindis, doctor de la Iglesia, en un sepulcro gótico.

La entrada es gratuita.

Plaza Mayor

La vida social y cultural de Villafranca del Bierzo gira en torno a su Plaza Mayor.

Presidiendo la Plaza Mayor se encuentra el Teatro Villafranquino, un edificio de dos plantas de un claro estilo montañés, fue construido en la primera década del siglo XX.

Cada año acoge el Festival de Cine Cinefranca y el Festival de Cortometrajes.

Teatro de Villafranca del Bierzo

Nada mejor para terminar nuestra visita a esta bella población jacobea que disfrutar de un merecido descanso en alguna de las terrazas de los bares y restaurantes de la plaza, con una de las mejores vistas de la localidad

2 comentarios en «Lugares con historia: Villafranca del Bierzo»

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad